Poesía

¿Pudor?

Desvariando he violado
el sentido común del pudor
cuando tanteé el trasero
a la bella enfermera
que gentilmente
me ofrecía la cuña.

Con la diestra la he tocado
y él se alzaba soberbio,
no sentía la fatiga
de mi fresca herida.

No me preocupaba del dolor
por aquel mágico posterior,
que pasión suscitaba
al libertino pinganillo
que no sentía la razón
de quedar quieto, quieto
luego que ha entrado la enfermera.

Encomienza a preocuparme
del dolor en el bajo vientre
que me oprime y no cede.

Solo cuando se ha ido
encomienzo a respirar
pero al pensamiento
de aquel trasero
se reavivan las penas.

Infernales y atormentadas
no queda más que la mano
para placar este tormento
que me ha cogido en un momento.

No me arrepiento,
ni tampoco me avergüenzo
porque cuando fui curado
y dado de alta del hospital
esperé la enfermera
para podérselo tocar.

La conjunción ya está toda,
la herida ya no hace más mal
finalmente la cita
fuera de la cama del hospital
ahora so yo
que la hago gritar.

© Greg D.


La Reina Bruja

Tu cuerpo se emerge en la azul perdición,
entre las alas te envuelve
como cálido sudario,
perderse por siempre
entre sus cabellos de sangre
mientras las uñas arañan la carne.

Cuando la noche tiene de cuervo los cabellos
a las convenciones violento te rebelas.

No notas los pies cabrunos,
su cola de serpiente
con su olor te enferma,
eres poseído. estás inerte.

Entras en su oscuridad sin aliento gritando,
su aliento es droga, te quedas contagiado.

Su cuerpo es perfecto sin inhibiciones
del infierno llegado para capturarte,
para robarte emociones
ni Senoy ni Semangelof para defenderte la espalda
solo la gana que dentro te hierve.

No tiene la nariz curva ni cara picada,
no tiene verrugas ni escoba para volar
tiene rostro de angel, una alma embrujada
alas de demonio, y un cuerpo para amar.

La luna en el cielo permanece negra como la pez
sus ojos se vuelven rojos
y todo calla
cada hijo suyo muere sin paz
y tu terminas en el dolor más atroz.

Es la primera bruja
la más cruel
te roba el amor
lo hace menospreciar.

Danza un aquelarre en la oscuridad sin prisa
en la noche sin luna, maldita,
en el corazón tampoco anhela en fin escondida
una irrazonable, magnifica venganza.

Piensa a cuellos torcidos, a respiros extinguidos
y pesadillas retorcidas y amores quemados
sonríe sarcástica a la noche su rabia feraz
y su risa de esta noche es la voz.

Escucha bien el terror camina
Lilith de Halloween es la reina bruja.
No, no salir en esta noche de lobos
porque las bromas podrían ser tristezas.

Si vamos, adelante… sal esta noche del bar
Lilith te espera
…no te quiere engañar

© Greg D.


Después Del Atardecer…

Se dice que un cuervo
te robó el alma
y que volviste a la tierra
para encontrar tu destino

Se cuenta que las sombras
no querían tu regreso
las negras plumas
del mal susurrado a la noche

Después del atardecer
soplaba un viento de muerte
y ningún dolor
podía parar el fuego

Alguna nube se fue perdida
y nadie más te vio
odiar la luz del rio
hasta dentro el bosque negro
¡Antes que saliese el sol!

Llego la lluvia tímida
apagando tu furia maldita
el humo sigue ocultando
el sol y el manto negro

Desolación, muerte y rabia
queda en esta tierra quemada.

© Greg D.


Al alba de cada día mío

Poderte acariciar
y abrazar
con ternura
ofrecer una mano
sin ponerme
millares de preguntas

¿Mañana viviré más seguro?
¿Mañana estaré más contento?
¿Mañana, como transcurriré el mañana?

Llegará
el azul vivo del cielo
espaciar en lo alto
sin limites

Distingo la aurora
su claror rojo intenso
en el misterio de la luz
me encuentro a decirte
eres más bella que el alba.

© Greg D.


Escribiré en tu mirada

¡Escribiré en tu mirada,
Tal vez, un día si
lograré escribir una poesía
que hable sólo de ti!

¡No habrá el mar
el color de las rosas
la luz de la luna y las estrellas,
pero sólo tú!

Escribiré en tu mirada
una poesía
solo tuya
que tenga
tu perfume
el calor de tu abrazo
y aquellas maravillosas notas
que en los latidos de tu corazón siento
sobre el mío

© Greg D.


Oasis De Placer

Te siento y te llamo
perfume intrigante
invocación del corazón
vela encendida en el desierto de la vida.

Pasa el tiempo inexorable
feroz como una tempestad de arena
pequeños granos que acarician el cielo
pequeños y armoniosos danzan en el viento
dejando la onda de arena sobre corazón atento.

Perfume intrigante
nada importa en el maldito pasado
ahora solo dunas nacidas para recomenzar…

Un diseño impagable
colorado con pétalos de flores
olor de una esencia de amor
florece del corazón como un volcán en erupción.

En el desierto iluminado
la luna apagada y sin velos
danza…

El amor del corazón se abre y recibe
cada cosa se dispersa en la nada
dejando el cuerpo en el éxtasis
como una vela que silenciosa
lagrimea y termina…

Perfume intrigante
gotas de sudor
latidos frenéticos
viento del desierto
dos corazones
un cuerpo
una duna
¡Un oasis… de placer!

© Greg D.


De Puntillas

De puntillas, ligero
como mariposa caminaré
contigo a la luz de la luna.

Has quitado mi soledad
perfecta con tu dulzura
que sin hacer ruido, has
anulado mi convicción
de poder vivir sin amor.

Y ahora persigo la luz de lo
ojos tuyos y he parado de
volver sobre pasadas estaciones
confusas con la sombra de los
arrepentimientos.

La mariposa, no da la vuelta atrás
nunca y continua a buscar
en el color de las flores, otra
estación de amor.

© Greg D.


Ternura y fuego

Sentía el aliento cálido
resbalar sobre la piel
como una caricia
la boca
se paró a un soplo
sobre labios de entreabierta flor
las manos
hábiles y sabias
musicaban el momento.

El instante suspendido
para coger el fruto
sin prisa,
saboreando y gustando
cada respiro
ternura y fuego,
vibrantes en el ser
una cosa solo.

Nutrición
del cuerpo y de la mente.

© Greg D.


Estrella

Eres estrella
inexplorado planeta
de una nebulosa galaxia
donde tímidamente apoyo
mis inciertos pasos

De luces y sombras extremas
se componen tus estaciones
los ciclos tuyos alternos
en cuales germinan jugosos frutos

De tu tibieza
fecundan flores de indecente belleza
en cada noche tuya
de desértico astro
se anidan intimidades
que sacan el aliento

Rendido en mi viaje
he dejado brújula y mapa
porque en ti debo perderme
para encontrar la estrella misteriosa
sobre cual está narrado
el antiguo prodigio de Eros.

© Greg D.


LLAMAS DE SUSTENTO

Te busco
en la elegancia del rojo atardecer
donde el mar recita
con versos de oro.

Te busco
en las lagrimas del cielo
donde florece
la estrella del alma,
un grito de alegría.

Busco descubrir tu música
en el claror del día
mientras
me pierdo
en los pálpitos del cielo
de tenerte ahora
en los proyectos de vida.

Quisiera solfearte
en las cuerdas del viento
por amor que tengo
en las llamas de sustento

© Greg D.