Al Umbral De La Realidad


Fue como si la realidad se posara en mi piel
como si tus caricias despertaran mi sueño
buscando a tientas tú ultimo beso
o el primero, en un mundo de caricias
tu piel de noche y terciopelo.

Allá abajo un anhelo imagina
de los vientos la furia
y el enloquecer de las ondas
sobre llenos acantilados,
gemido de pasión tiende de ansiosos labios
en un abrazo entreabiertos.

Fue, como abrir los ojos y ver la luna
destellos apasionados, en una noche
donde tú y yo…solo tú y yo
nos amaramos, sintiendo.

Cada mano en caricias se pierde,
respiro de alma sobre gran surco
en la humedad será escuchada
los instantes de la espera.

El roce de unas lágrimas ocultas
o el néctar de tu dulzura
como si resbalaran tus labios sobre mi piel
como si el olvido, viviera aun en tu recuerdo.

Conmoción crece
en el explotar de deseos,
afluente de vida
se abre a la gana de ti,
linfa vital escurre
en generosidad de amor.

Como amando a la noche y su silencio
como susurrando ámame, ahora o nunca
destilando sentimientos encendidos
en una luna sangrienta y ennegrecida.

En la cumbre de la gloria
voluntad grita…
¡Violento se oye un crac!
…era una ventana
olvidada en la tempestad.

Sueños que me acercan a tu lado
y rompen sesgando un suspiro
¿quien sabe si de pasión?
¿quien sabe si de olvido?…

Apoyo mi corazón sobre ti
gustando cada instante,
resbalo dentro tu alma
aferrándola…

Abre la puerta de mis sueños
y desnuda uno a uno mis deseos
antes de que sea tarde…

Maravilloso mirarte a los ojos
mientras tu aliento me acaricia
como ligera brisa mañanera.

Y muera la noche en mis labios
pronunciando, quizás un te quiero agonizante
quizás…un amor eterno…

desnudándote lentamente entre cándida seda
me dejo ir en la lujuria
que crece, abrasa y enciende la pasión

Déjame dormir en tus brazos
tan solo déjame fundir mis miedos
en el latido ardiente de tu cuerpo.

En mis brazos mis dedos te acarician
como ondas sobre la arena
me embriaga
el olor delicioso de tu piel.

Y no dejes que la noche acabe y despierte…
tan sola como un sueño inexistente.

Está encendida ya una nueva noche
y calma transcurre, mientras nuestros cuerpos
se pierden en el éxtasis de un maravilloso amor.

© María Luisa Blanco & Greg D.

Esta entrada fue publicada en Guarida Letras por

Cada me gusta es un te quiero, con tu voto y tu opinión das impulso al motor que mueve esta nave… ¿No ves tu comentario? ¡Espera estoy valorando si es un impulso o una patada. …¡¡¡Gracias por la visita, gracias por el impulso…!!!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s